3 mar. 2016

EL CINE DE LOS ZOMBIES. Parte II.


Por:
Luis E. Blanco L. - leblancol@gmail.com

De las novelas a la pantalla grande. Así fue como se esparció el virus zombi a través del mundo. En nuestra entrega anterior fuimos reseñando ese largo y lento proceso que tomó llegar del libro “Historias de Brasil tomo I” (1810) del escritor Robert Southey, hasta 1932 con el estreno de “White Zombie” de Víctor Halperin, la primera película importante de zombis de la que se tenga registro. 122 años del libro a la pantalla pero solo 54 años para que en 1985 los zombis de George A. Romero, el más exitoso y “malévolo” director del género, aterrorizaran al mundo entero.

En 1994, gracias al éxito de taquilla de películas como “Night of the Living Dead“ (1968), “Dawn of the Dead” (1978) y “Day of the Dead” (1985), Romero es contactado por Capcom y Sony Picture para que escriba y dirija una película basada en su exitoso juego “Biohazard” o “Resident Evil” nombre con el que se comercializó el juego en el mundo occidental (Capcom es una firma japonesa).
Sin embargo y pese a que ya existía una relación de trabajo previa entre Capcom y Romero con el lanzamiento en Japón de “Biohazard 2”, su guion no gusto. Un año después Sony contacta a Paul W. S. Anderson para el mismo fin aprobando el guion que éste escribe sobre el trabajo de Romero pero que incorpora un personaje no visto hasta la fecha y que a la postre quedaría remitido solo al cine, la heroína “Alice” personificada por la bellísima Milla Jovovich y cuyo reparto contó además con las actuaciones de Michelle Rodríguez, Eric Mabius, Colin Salmon, James Purefoy, Martin Crewes y Stephen Billington.
“Resident Evil” fue un rotundo éxito de taquilla y sin duda, la precursora de la primera guerra mundial zombi (muchos años antes de “Guerra Z”), una “lucha sin cuartel” entre los zombis de Capcom (Japón) y los de George A. Romero (EEUU), a los que en el 2002 se les sumaron los de Danny Boyle (Inglaterra) con su película “Exterminio” (28 Days later), película protagonizada por Cillian Murphy, Naomie Harris y Christopher Eccleston, y que obtuvo el favor de la crítica y el apoyo del publico mundial.
En 2004 y tras el éxito inglés, los japoneses vuelven de nuevo con “Resident Evil. Apocalipsis”, esta vez de la batuta del talentoso director de fotografía Alexander Witt en la que sería su primera experiencia como director. Para esta segunda entrega repite como protagonista Milla Jovovich como “Alice” acompañada esta vez de “Jill Valentine” (Sienna Guillory) y “Carlos Olivera” (Oded Fehr), logrando una recaudación incluso superior a la primera película.
Pero no todos se lo toman en serio con los zombis y ese mismo año los ingleses contratacan con la divertidísima película de Edgar Wright “Shaun of the Dead” protagonizada por los comediantes Simon Pegg y Nick Frost en una disparatada sátira del género zombi que incluye la actuación de Kate Ashfield.
En 2005 George A. Romero le pone de nuevo seriedad al género con el estreno de “Land of the Dead”, protagonizada por John Leguizamo, Asia Argento y Simon Baker, película que obtuvo bastante aceptación del público mundial y la primera en mostrar a un (uno solo) zombi inteligente, una mutación precursora sin duda de toda una nueva casta de zombis que estarían por llegar.
En 2007 el conflicto escapa de control y llega a escalas inimaginables con el estreno de cuatro películas del género: “REC” (España) dirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza que obtuvo bastante éxito internacional; “Diary of the Dead” (EEUU) de George A. Romero, que cuenta con las actuaciones de Michelle Morgan, Joshua Close y Shawn Roberts (¡exacto!, el mismo que interpreta a Albert Wesker en la sagas de Resident Evil); “28 Weeks Later” (Inglaterra) de Juan Carlos Fresnadillo y finalmente “Resident Evil: Extinción” (Japón), película que arrasa con la taquilla mundial.
Después de esta horda de zombis de 2007, pasarían dos años de relativa calma hasta que en 2009, y ya con 69 años de edad, George A. Romero vuelve a la pantalla con la que se cree sea su última obra: “Survival of the Dead” la que consigue una tibia respuesta del público, misma respuesta que recibe “REC 2” de Balagueró y Paco Plaza.
El mundo parece asqueado del género, todos piensan que la guerra ha terminado pero en 2010 arremete Japón de nuevo con “Resident Evil: Resurreción” (Afterlife) y en 2012 con “Resident Evil: Venganza” (Retribution) arrasando de nuevo con la taquilla mundial. Ese mismo año se anima España de nuevo con “REC 3: Génesis” bajo la dirección de Paco Plaza y la destacada actuación de Leticia Dolera que cautiva a todos con su vestido de boda y su cierra eléctrica, desmembrado el corazón de muchos y las extremidades de cuanto zombi se cruzara en su camino.
Y así, después de años de zombis, cuando todos piensan que lo han visto todo llega Brad Pitt en el 2013 para exterminar tanto a humanos como a viejos zombis en una nueva guerra: “Guerra Z”, una película dirigida por Matthew Michael Carnahan quien además escribió el guion junto a Drew Goddard y Damon Lindelof, “basado” en la novela de Max Brooks (2006) de mismo nombre, con la que guarda pocas similitudes y cuyos derechos logra ganar Plan B Entertainment (productora de Brad Pitt) al superar la oferta de Appian Way (productora de Leonardo Di Caprio).
Pero las críticas de “Guerra Z” superan con creces el poco parecido a la novela original siendo el principal foco el “mensaje” mostrado en la película, un manifiesto del sentimiento norteamericanos hacia el resto del mundo, un compendio de países incivilizados, sucios y desprolijos, cuya falta de control y visión no solo atenta contra el orden capitalista, sino contra el sentido propio de la humanidad y del que, junto a alguno de sus países aliados, son el centro ejemplar. 
Ante esta realidad se le opone la necesidad de una nueva “norma” creada para evitar que lo peor pueda ocurrir. Y así, una superpotencia mundial (EEUU) se impone y demanda acciones que incluso no requieren ya de la dirección de un presidente, si no se rigen bajo las ordenes de “miembros” de las “naciones unidas” que por supuesto jamás fueron elegidos por ningún pueblo y de quienes ni siquiera sabemos sus nombres ni rostros, pero que hay que obedecer so pena de quedar a merced de estas hordas de zombis que más bien parecen ser un peligrosísimo enjambre de marabuntas asesinas que actúan en grupo, poseedores de fuerzas sobrehumanas, capaces de consumir y destruir todo a su paso. Y es éste el segundo aspecto de Guerra Z que suma disgustos en buena parte de los espectadores: la “casta” de zombis Z; una nueva “cepa” capaces de correr al doble de las personas, abrir puertas, accionar armas e incluso saltar cual Jedi o Ninja japonés. Y aunque ya veníamos viendo un “despertar” zombi anti “ortodoxo” y un poco “antipático” en las últimas producciones de Resident Evil, con pequeños grupos mejor organizados e “inteligentes” que Alice debe enfrentar, estos palidecen con creces ante los asesinos de Guerra Z. 

Sin duda hubiese sido interesante ver en pantalla el guion original que Michael Straczynsky escribiera sin éxito para Guerra Z, un guion que definió como “un thriller similar a “Todos los hombres del presidente” (1976), “Los hijos de los hombres” (2006) y la saga de “Jason Bourne”. Pero su propuesta fue rechazada por lo que en 2009 se contrató a Carnahan, para reescribir la historia.
A pesar de todo, Guerra Z fue un éxito de taquilla con una recaudación cercana a los 540 millones de dólares. ¡Nada mal para un lavado cerebral ¿eh?! Pero, ¿es acaso la nueva visión zombi una evolución del género? ¿O estamos solo en presencia de una manipulación sistematizada para tratar de convencer al mundo que debemos cambiar nuestra forma de vida a un nuevo gobierno único de orden mundial antes de que los “locos tercermundistas”, obsesionados solo con comer y destruir si dar nada de valor a cambio, acaben con el mundo?


Ya a dos años del estreno de “REC 4: Apocalipsis” (2014), la última entrega española protagonizada por Manuela Velasco de nuevo en su rol de “Angela Vidal”, a la fecha solo se han confirmado dos producciones relacionadas con el tema. La segunda parte de Guerra Z que después de los problemas con su director original Marc Forster, la productora de Brad Pitt le ha apostado al director Juan Antonio Bayona previendo su estreno para el 2017; y el tan esperado capítulo final de la saga “Residente Evil: The Final Chapter” que será nuevamente dirigida por Paul W. S. Anderson y protagonizada por Milla Jovovivich en su rol de “Alice Abernathy”, y que contará con un elenco de primera encabezado por las bellísimas y talentosas Ali Larter como “Claire Redfield”, Li Bingbing como “Ada Wong” y Ruby Rose como “Abigail”. También participaran los actores Iain Glen como el “Dr. Alexander Isaacs”, Shawn Roberts como “Albert Wesker”, Eoin Macken como “Doc”, William Levy como “Christian”, Fraser James como “Michael” y Rola como “Cobalt”. Basicamente la trama está orientada a concluir los cabos sueltos que han dejado todas las pre-cuelas dando fin a los zombis o a la humanidad. ¿Quién ganará?, ¿los zombis o “la humanidad”?... ¡nos vemos en el cine para descubrirlo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: Tu comentario será revisado por nuestros moderadores antes de ser publicado.