3 abr. 2016

LOS 8 MÁS ODIADOS


Los 8 más odiados.
¿El regreso de los western?

Por:
Luis E. Blanco L. - leblancol@gmail.com

A pocos años de finalizar la guerra de secesión, una diligencia de seis caballos avanza velozmente por las ventosas y congeladas llanuras de Wyoming. En su interior el cazarrecompensas John Ruth (Kurt Russell), mejor conocido como "El Verdugo", traslada a la fugitiva Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh) al pueblo de Red Rock donde será ahorcada por sus crímenes. En el camino se encontrarán con dos extraños: el mayor Marquis Warren (Samuel L. Jackson), un ex-soldado negro de la Unión transformado también en cazarrecompensas, y Chris Mannix (Walton Goggins), un renegado del sur que dice ser el nuevo Sheriff del pueblo.
Amenazados por una ventisca, Ruth, Domergue, Warren y Mannix buscan refugio en la Mercería de “Minnie” donde se topan con Oswaldo Mobray (Tim Roth), un verdugo que viaja a Red Rock, el vaquero Joe Gage (Michael Madsen), el general confederado Sandy Smithers (Bruce Dern) y Bob (Demian Bichir), un mexicano que se encarga del negocio de Minnie mientras ella cuida a su madre. Conforme la tormenta toma la montaña, los ocho viajeros descubrirán que después de todo, es posible que no lleguen a Red Rock. 
Así comienza la última película de Quentin Tarantino, la versión moderna del género “espagueti western” que Quentin parece decidido a revivir, y es que lleva dos películas en línea sobre el mismo género con tan buenos resultados que ya comienzan a levantar las cejas otros directores y productores que jamás se hubiesen atrevido a intentarlo con la seriedad y el cariño que Tarantino parece tenerle a este género cinematográfico tan cariñosamente recordado. 
“Espagueti Western”, fue el nombre con el los críticos norteamericanos intentaron menospreciar a las producciones cinematográficas europeas de los años 60 y 70 que intentaban rescatar al género “Western” norteamericano prácticamente olvidado a finales de los años 1950. Su nombre se deriva del hecho de que la mayoría de estas películas fueron financiadas por compañías italianas o españolas, razón por la que el género adquirió rápidamente el nombre de “espagueti western” cuando se trataba de películas italianas o “chorizo wéstern” cuando se trataba de películas españolas. 
El “Western” como género cinematográfico tuvo su época dorada a finales de los años 1940 y mediados de los años 1950 siendo su director más reconocido el 4 veces ganador del premio Oscar de la Academia actor, productor y director John Ford con más de 140 películas en su haber (muchas de ellas de cine mudo) entre las que destacan: La Diligencia (“Stagecoach” - 1939), Pasión de los fuertes (“My Darling Clementine“ - 1946), Más corazón que odio (The Searchers - 1956) y (“The Man Who Shot Liberty Valance - 1962) protagonizada por estrellas como John Wayne, James Stewart, Lee Marvin, Victor Mature, Henry Fonda, Vera Miles y Linda Darnell. 
Junto al trabajo John Ford destacan también los directores Howard Hawks con Río Rojo (1948), Río Bravo (1959) y Río Lobo (1970); así como directores que se acercaron ocasionalmente al género, como Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas - 1941), King Vidor (Duelo al sol - 1946); Delmer Daves (Flecha rota - 1950), Anthony Mann (Winchester 73 - 1950), William Wellman Caravana de mujeres (Westward the Women - 1951), Fred Zinnemann (High Noon, 1952); George Stevens (Raíces profundas - 1953), Nicholas Ray (Johnny Guitar - 1954) y Budd Boetticher con Los cautivos (The Tall T - 1957); producciones que contaron con las actuaciones de estrellas como Gary Cooper, Sterling Hayden, Grace Kelly y Joan Crawford.

Muy a pesar de los críticos que categorizaron al “espagueti western” como un sub-género del western por ser rodado en Italia (Cinecittá) o en España (Almería), el western europeo poseían una estética propia, llena de suciedad y de altas dosis de violencia, con rudos y duros personajes, aparentemente carentes de moral y cuyos protagonistas son en su mayoría personas de carácter turbio y engañoso; muy distintos al western norteamericano protagonizado por héroes que encarnan los más altos y arraigados valores de su cultura. Esta estética propia que los mismos “criticones” reconocerían después, es hoy en día la característica principal que define a este género cinematográfico y la razón por la cual muchos consideran a “Veracruz” de Robert Aldrich (1954) (una película estadounidense), como la verdadera precursora del nuevo género western y no al trabajo del director alemán Luis Trenker, “El Emperador de California” (1936), película que si tiene el mérito de ser el primer western europeo producido en la historia cinematográfica.

A partir de ese momento, el western europeo iría ganando a pulso no sólo un sitial en el mundo cinematográfico, sino además, generando valiosísimos aportes de los que hablaremos en la próxima entrega.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: Tu comentario será revisado por nuestros moderadores antes de ser publicado.