1 feb. 2016

SIN FILTRO

       Una película de Nicolás López.

A 100 ºC ¡ya no te queda más opción que hervir!
Nicolás López te cuenta cómo es una ebullición humana y lo hace …SIN FILTRO.

Por:
Virginia Galilei - vigascm@mail.com

Sin Filtro llegó a las salas de cine de Chile superando todas las expectativas. Este nuevo filme de Nicolás López, una comedia protagonizada por Paz Bascuñán, logró en su día de estreno unos 30 mil espectadores, lo que dice mucho del cambio en las apuestas por el cine nacional por parte de los chilenos.
Con el repunte del cine latinoamericano actual –arremetidas que recientemente han dado victoriosas campanadas en las premiaciones de los festivales de cine más prestigiosos del mundo-, el público chileno sabe que algo bueno viene detrás con sus propias producciones. Así, Sin Filtro se alistó en el ranking de las cintas chilenas con el mejor debut de su historia. Aunque aún no superó a Stefan vs. Kramer (2011), con 72 mil espectadores en su estreno, y Ciudadano Kramer (2013), con poco más de 47 mil, Sin Filtro se adjudica un estupendo tercer lugar en un momento en el que, compitiendo con nada menos que STAR WARS: El Despertar de la Fuerza, era una hazaña para cualquier película.

Para Nicolás López, que como Director recoge las impresiones del público en tierra de profeta, la frase que define su película es catarsis  colectiva. Y sí, la reacción de los espectadores en las salas de cine revela no sólo que es la frase correcta, también revela le necesidad del público de una película como Sin Filtro. Risas, aplausos y emociones, una ansiada liberación después de lo que López considera fue el año 2015: un año duro, difícil. Para el Director, la película “nos da permiso para hacer eso".
Ahora bien, ¿qué nos trae el filme? Diríase que un poco (o mucho) de todos nosotros si estuviéramos en los zapatos de Pía (personaje principal interpretado Paz Bascuñan), una mujer de 37 años que vive en una Santiago sumergida en tensión y estrés. Su pesada cotidianidad la va orillando a los extremos mientras lidia con su jefe, su novio, su hijastro y su mejor amiga, sintiéndose impotente para resolver las situaciones que la presionan y disolver sus incomodidades respecto a estas relaciones. Termina sintiendo malestares físicos, por lo que decide visitar a un doctor chino, quien le realiza un milenario tratamiento de acupuntura oriental. Sin darse cuenta de ello, Pía logra zafarse de todo lo que bloquea su sentir y da rienda suelta no sólo a su pensamiento, también a su lengua. Su reciente liberación personal le permitirá decirle a todo el mundo exactamente lo que piensa de ellas… sin filtro.
Se comprende ahora, aun para los que no hayan disfrutado de la cinta, el porqué de las risas y los aplausos. Es la Pía que clamaba por salir en todos los espectadores.


En cuanto a Nicolás López, que además de director también es guionistaproductor y actor, se puede presumir que una película como ésta se le podía pronosticar. Es de un estilo creativo que echa por tierra los problemas presupuestarios y la necesidad de contar con grandes recursos, pues a falta de ellos tiene el genio y la chispa para crear una historia que llene los espacios. Y no poco le ayuda su experiencia, pues desde sus inicios, cuando usaba la cámara de video de sus padres para filmar sus primeros cortometrajes, y años después, cuando  dirigió Pajero -primera película con que participaría en festivales de cine local-, pasando por la utilización del video digital para filmar Superhéroes y más tarde Florofilia, se veía venir a un Nicolás López con temas desinhibidos y una originalidad sin cuentos. La cuesta siempre siguió ascendente, a pesar de algunos proyectos no concretados, y no por nada ha hecho su fama con los largometrajes Promedio rojo, y la trilogía compuesta por Qué pena tu vidaQué pena tu boda y Qué pena tu familia.
Hay que destacar, por otra parte, la notable actuación del reparto, que contaba con actores amomo Ariel Levy, Antonia Zegers e Ignacia Allamand, pero muy especialmente la de Paz Bascuñan, que logró dejarse poseer por una Pía que arrasó con sus emociones todo su fuero interno, y que de una blanca paloma que era la convirtió en una fiera furibunda.
Nuestros parabienes para Sin Filtro, para Nicolás López y para los destacados talentos vivos del cine chileno y todo el equipo de producción que le dio al público una dosis de urgida medicina, haciendo más profunda la huella del cine en Latinoamérica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: Tu comentario será revisado por nuestros moderadores antes de ser publicado.