1 feb. 2016

EL CINE DE LOS ZOMBIES. I Parte.


Por:
Luis E. Blanco L. - leblancol@gmail.com

En 1996, CAPCOM, reconocida empresa en el mundo de los videojuegos lanzó al mercado el que se convertiría en uno de sus mayores éxitos financieros en el mundo de los videojuegos de rol: “Biohazard” (Resident Evil), una lúgubre historia de suspenso y horror que junto a “Alone in the Dark” fundaron las bases de lo que hoy en día se conoce como juegos tipo “survival horror”; cuya mecánica (a ratos película y a ratos juego en tercera persona), e increíbles escenarios y ambientes, dan la sensación al jugador de protagonistar una película.
Este sensacional juego es para muchos la madre de todos los zombis que luego llegaron a la gran pantalla, pues su rotundo éxito dio pie a la producción de una de las películas más taquilleras del séptimo arte: “Resident Evil” (2002), protagonizada por Milla Jovovich y dirigida por Paul W. S. Anderson. La película tuvo tan buena aceptación en el público que se le sumaron 5 secuelas más que le han reportado ingresos a la empresa que superan los USD$ 900.000.000, ¡Nada mal ¿eh?!, Ha sido tan exitoso y lucrativo que Capcom ya está produciendo su sexta película: “Residente Evil 6: El capítulo final” cuyo estreno está pautada para el 2017.
Sin embargo, y muy en contra de lo que piensa la mayoría de la “gente joven” acerca de los zombis, “Resident Evil” no fue la madre de los zombis, no señor, la verdad verdadera es que estos muertos tienen muchos más años caminando entre nosotros. Pero ¿De dónde vienen?, ¿Cómo llegaron?. Una rama fuerte de seguidores defiende con vehemencia que el primer brote (el que dio inicio a la epidemia), surgió en la pantalla chica con el estreno mundial del videoclip “Thriller”, del ya fallecido Mickael Jacson, en donde por razones desconocidas los muertos cobran vida desde sus tumbas. Muchos de ellos incluso argumentan que no solo esta fue la sepa original del virus, sino que además era mucho menos violenta a la actual pues a pesar del terrorífico aspecto y de la espeluznante sensación de verlos salir de la tierra, una vez afuera solo se dedicaron a ¡bailar!, tesis que mantienen a pesar de las burla de los más reticentes quienes afirman que siempre fueron violentos solo que en esa oportunidad bailaron de la alegría de volver a la vida. 

Pero por descabellado que parezca, la verdad supera la ficción y aunque muchos se nieguen a creerlo, todas las investigaciones serias indican que los zombis nacieron en los libros. ¡Si, como lees!, De esos tomos llenos de páginas que ya pocos hojean. Y es que el registro más lejano pero confiable que se tiene de los zombis se remonta a 1810, con el libro “Historias de Brasil tomo I”, escrita por el poeta Robert Southey. Sin embargo, se considera que fue quien verdaderamente introdujo la idea de los zombis en la cultura norteamericana al exponer a la cultura occidental el concepto del “zombi” descrito en el libro de cuentos “The Magic Island” de 1929 y en el que se describe la sensacional historia de un testigo que se encontró con una misteriosa cultura Haitiana llamada “Voodoo” de la que se decía era capaz de resucitar a los muertos a través de oscuros rituales de “magia negra”. 



Muchos se han negado a reconocer a W.B. Seabrook como el responsable de introducir a los zombis en occidente y si bien lo reconocen como el padre, defienden con tenacidad que la madre e introductora del tema es nada más y nada menos que Mary Shelley con su afamado libro de 1818: “Frankenstein; or, The Modern Prometheus” (El Monstruo de Frankenstein), pues según ellos, y como todos sabemos, aquella mezcla espeluznante de restos humanos estaba más que muerta hasta que el Dr. Frankenstein lo resucita con la no menos horrorosa y misteriosa energía llamada “electricidad”, sin duda magia negra para la época.
Dejando atrás las controversias, lo que sí parece ser un hecho es que “The Magic Island” fue el inicio del fin y es que solo cuatro años después de la publicación del libro, en 1932, el virus zombi saltan de las novelas a la gran pantalla con la película “White Zombie”, la primera película importante de zombis de la que se tenga registro. Una película de terror dirigida por Víctor Halperin y protagonizada por el talentoso actor rumano Bela Lugosi, quien llegara al estrellato y aún se le recuerda por su excelente interpretación del Conde Drácula en la película “Drácula” de 1931. En “White Zombie”, Lugosi interpreta al escalofriante hechicero vudú capaz de crear zombis. En ésta película, así como en la gran mayoría de las que le sucedieron, los zombis eran representados como secuaces sin sentido e irreflexivos que operaban bajo el hechizo de un malvado mago o científico loco.


A
 partir de aquí y entre las décadas de los 30 y 60, los zombis irán apareciendo en la pantalla grande de manera esporádica pero siempre bajo la influencia e inspiración del vudú. Destacan entre ellas películas notables como “I Walked with a Zombie” (1943) de Jacques Tourneur y “Plan 9 from Outer Space” (1959) de Edward D. Wood Jr., película donde también actúa Lugosi y quien junto a Boris Karloff, eran para la época éxito de taquilla segura en películas de terror. En “Plan 9 from Outer Space” los zombis se mezclan con viajeros espaciales en la que muchos consideran, una de las mejores tramas de películas de terror para la época, precursora inequívoca de películas como “Alien, el 8vo pasajero” de Scott Ripley (1979) donde se mezclaba el terror con la ciencia ficción.
Pero todo en el universo evoluciona y los zombis no son la excepción, por lo que fueron cambiando a la par de sus audiencias. De este modo, los lentos y descerebrados zombis, poco a poco fueron dejando atrás su religión haitiana para convertirse tanto en una cultura propia, como en un nuevo género del cine, uno más popular, complejo, violento e interesante acorde a los nuevos espectadores que parecen haberlo visto todo; cada vez menos temerosos e impresionables. 
En ese proceso evolutivo emerge tal vez uno de los máximos exponentes de este nuevo género del terror, se trata de George A. Romero quien en 1968 aterroriza al mundo entero con su película “La noche de los muertos vivientes” (Night of the Living Dead), una exitosa película producida, dirigida y escrita por el propio Romero basada en la novela de Richard Matheson “Soy Leyenda” de 1954, título del cual hablaremos ampliamente en una futura edición.
“La noche de los muertos vivientes”, fue la primera película en abordar el tema de los zombis como hoy en día se les conoce; la trama se centra en un grupo de personas que se refugian en una granja al parecer abandonada en un intento por deshacerse de diversas personas quienes actuando “de manera extraña”, les atacan sin provocación alguna llegando incluso a matar a varios de ellos. A través de informes de radio y televisión, descubren que los muertos han comenzado a "volver a la vida", al parecer como consecuencia de un satélite que estaba realizando labores de investigación en Venus, y buscan víctimas humanas para alimentarse. También mediante estos informes se enteran que los zombis sólo pueden ser puestos fuera de combate por un tiro directo o un golpe fuerte en la cabeza.
“La noche de los muertos vivientes”, fue una película de terror de cine B de esas que todo el mundo vio, fuertemente criticada en su época por su violencia gráfica, que influyó de manera contundente en el género de las películas de terror y el subgénero del cine de zombis. El éxito que Romero obtuvo con esta película le permitió prácticamente capitonear este género del cine por casi treinta años con películas como “Dawn of the Dead” (1978) y “Day of the Dead” (1985), sin duda, sus tres películas más exitosas.
El género está bien constituido y en pleno apogeo pero el desenlace al cine contemporáneo deberá esperar a la próxima entrega. ¡Nos vemos en el cine!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: Tu comentario será revisado por nuestros moderadores antes de ser publicado.