29 dic. 2015

EL CLAN

     
Rotundo éxito de Pablo Trapero.
Por:
Virginia Galilei - vigascm@gmail.com

Éste, sin duda, es un buen año para el cine latinoamericano, no sólo por los logros obtenidos en materia de premiaciones; también por su presencia y por la oportunidad de crecimiento que está sirviendo en bandeja de plata a sus directores, guionistas, productores, talento vivo y demás realizadores. De plata es, por cierto, el león otorgado al argentino Pablo Trapero en la 72º edición del Festival de Venecia como Mejor Director por el filme EL CLAN; una película que además se presentó en el Festival de Toronto 2015 y en el Festival de San Sebastián 2015. Resultó elegida como la cinta argentina que competirá como Mejor película iberoamericana aspirante al Premio Goya de la Academia de España, y también es la representante de su país en la próxima entrega de los Premios Óscar, lo que otorga a Trapero su tercera oportunidad de representar a su patria.

El filme narra una historia basada en hechos reales sobre el caso policial del Clan Puccio, que conmovió a la sociedad argentina a comienzos de los años 80, tras el fin de la Guerra de Las Malvinas. Los Puccio son una típica familia del barrio de San Isidro con aspiraciones a pertenecer a clase alta. Arquímedes Puccio (Guillermo Francella), el patriarca de la familia, otrora trabajaba en el Servicio de Inteligencia de Estado; ahora decide emprender un negocio criminal de secuestros y extorsión a empresarios, y es el cerebro detrás de cada operación. Involucra a su hijo mayor, Alejandro (Peter Lanzani), quien selecciona a las víctimas potenciales valiéndose de su popularidad como jugador de rugby. Algunos, incluso, son amigos y conocidos suyos. El modus operandi del clan contempla el sótano de la propia casa de los Puccio como prisión de los secuestrados, los cuales son ejecutados luego de cobrar el rescate.
Con el retorno de la democracia, Arquímedes reorienta sus operaciones buscando nuevos clientes relacionados con el Proceso de Reorganización Nacional, aprovechando el apoyo que le ofrecen las fuerzas armadas, aún con cierto poder. Pero uno de sus hijos menores, Guillermo, abandona el país sin planes volver (no apoya a su padre) y Alejandro intenta impedir el siguiente secuestro, lo que provoca una muerte sin rescate. Para resarcirse ante los ojos de su progenitor, Alejandro convence a otro de sus hermanos, Daniel “Maguila”, de integrarse al clan, pero aun nadie sabe nada de Guillermo, desaparecido desde hace más de un año.
Las cosas comienzan a andar mal cuando un nuevo secuestro queda malogrado y  la hija más joven de Arquímedes advierte los gritos que provienen de su sótano. Los militares retiran el apoyo al clan y el estado de alerta del patriarca está al máximo. Intentando cobrar el último rescate, la policía interviene y desarma el clan. El destino de cada uno está sellado y las repercusiones mediáticas no se hacen esperar. La justicia toma el mando.
EL CLAN, fue una coproducción de Kragmer & Sigman Films y Matanza Cine (de Argentina) y El Deseo, (de España) a cargo de los hermanos Almodóvar. Para Trapero, autor "Mundo Grúa" y "Elefante blanco", el cine "es entretenimiento y espectáculo, pero también reflexión. El cine, por naturaleza y definición tiene la capacidad de emocionarnos y de modificarnos y eso hace que tengamos una responsabilidad". También indicó, refiriéndose a EL CLAN, que ésta es una película que "provoca una cierta incomodidad".  Aun así, se convirtió en la cinta más exitosa en su primer fin de semana en la historia del cine argentino, cuando hizo su aparición en cartelera el 13 de agosto de 2015.
La filmación de la película se llevó a cabo entre fines de 2014 y principios de 2015. Su rodaje se hizo en varias etapas, en medio de muchos compromisos y diversidad de locaciones. La post-producción también fue larga, por su complejidad, por la cantidad de personajes. Pablo Trapero, también guionista de EL CLAN, se esmeró en una investigación que no contaba con mucha información de prensa, por lo que se enfocó más en los testimonios. Podemos hacernos una idea de lo que significa exhortar a amigos y conocidos, personas cercanas a los Puccio o a sus víctimas, a animarse a hablar. Trabajo comprometido y exhaustivo, no podría haber sido de otra forma.

El filme  contó con un gran despliegue publicitario, se invirtió mucho en ello y se tenían grandes expectativas, pero éstas se vieron absolutamente superadas. Sin discusión, esta película es el éxito más contundente de Pablo Trapero y un gran logro para el cine latinoamericano; un cine que se hace cada vez más profundo, reflexivo y complejo; un cine que convoca públicos y adiciona jurados en su favor. ¡Enhorabuena! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: Tu comentario será revisado por nuestros moderadores antes de ser publicado.